YUYOPEDIA

MELISA

La melisa es una de esas plantas medicinales que destaca por su gran cantidad de beneficiosas propiedades para nuestra salud. “Su nombre botánico es Melissa officinalis y también se la conoce por toronjil o hierba limón”. Se se trata de una planta herbácea anual, vivaz y aromática de la familia de las labiadas, entre las que se encuentran la menta, el orégano o la salvia, muy reconocidas también por sus propiedades. Es originaria de la cuenca mediterránea y es común en toda España y toda la planta tiene un agradable olor a limón.

Las propiedades medicinales se obtienen del aceite extraído por destilación pero lo más habitual es tomarla en forma de infusión, y el mejor momento es a última hora de la tarde, cuando ya queremos relajarnos antes de irnos a dormir, pues al ser relajante, nos ayuda a conciliar el sueño.

Destaca, sobre todo, por ser considerada un sedante suave que ayuda en situaciones de irritabilidad nerviosa o leve insomnio. Su aroma, además, es muy relajante, por lo que es una buena alternativa para mejorar el descanso en etapas como la menopausia, en la que hay mujeres que reconocen que duermen peor. Además, tiene un agradable sabor. La experta nos detalla que las hojas de melisa se combinan con té para aportar su fragancia, siendo una alternativa a la menta silvestre.

Pero, además, hay muchas más situaciones en las que podemos beneficiarnos de su uso:

-Junto con el efecto sedante, la melisa también presenta propiedades diuréticas y tranquilizantes.

-Como en toda la familia de las labiadas, la melisa también presenta propiedades digestivas. Combate las digestiones pesadas, la sensación de empacho, alivia los gases por su capacidad carminativa, y la hinchazón abdominal. También se puede utilizar para prevenir el mal aliento.

-Se comporta como antiviral y expectorante.

-La melisa es también una planta aliada de la salud de la mujer, ya que se utilizan sus preparados con éxito para disminuir el dolor menstrual, e incluso el lumbar o la migraña a veces asociadas a la menstruación. 

RECUERDE: El uso de plantas medicinales no debe ser motivo de retraso en la consulta médica. Tampoco debe reemplazar la medicación prescrita por el médico. Cuando consulte al médico, comuníquese si está utilizando hierbas medicinales.

PODÉS ENCONTRARLO EN NUESTRA VARIEDAD:

BIENESTAR- TUS MATES ÚNICOS